lunes, 4 de marzo de 2013

CANCION MANSA PARA UN PUEBLO BRAVO

 (1.976)

Hay películas que se convierten en iconos de una generación, debido principalmente a que su simplicidad y el mensaje son directos y de alguna manera interpretan y exponen las cosas que están sucediendo dentro de la sociedad; este es el caso, creo yo, de la película “Canción mansa para un pueblo bravo”, Esta película la vi yo por primera vez, en el ya desaparecido cine Centro del centro comercial El Global de Cagua donde está actualmente el San Diego y lo que recuerdo vagamente; además del desnudo de la actriz principal en la playa, es el anillo que queda golpeando constantemente al final de unas escaleras mecánicas de un centro comercial, como un mensaje inequívoco de Gilberto (Orlando Urdaneta) dejaba para siempre a tras todo su pasado y las enseñanzas de su madre para tomar un nuevo rumbo en su vida.


TITULO:                      Canción mansa para un pueblo bravo

AÑO:                            1.976

DIRECTOR:                Giancarlos Carrer

PRODUCCION:          Antonella collu

PAIS:                            Venezuela

GENERO:                    Ficción

DURACION:                90 minutos

GUION:                        Giancarlos Carrer, Javier Guzmán y Sauro Scavolini

MUSICA:                      Ali Agüero

SONIDO                       Simón Fleszler

MONTAJE:                 Otello Colangeli

FOTOGRAFIA:           Pedro Martínez Laya, Héctor Ríos, Ramón Carthy

PRODUCTORA:        Corona Cinematográfica, C.A.

EDICION:                    María Franca Donda

ESCENOGRAFIA:     Elías Martinello



REPARTO:


Orlando Urdaneta

Lourdes León

Tito Aponte

Manuel Poblete

Humberto Buonocore

Rosario Val

José León

Dario Nesse


LA TRAMA DE LA PELICULA 
Caracas


Orlando Urdaneta
Gilberto Chacón (Orlando Urdaneta), es un joven analfabeta que vive en un alejado pueblito de la península de Paraguana y su madre decide mandarlo a Caracas a casa de un paisano que no se sabe ni donde vive, para que mejore su situación, con una maletica unos pocos bolívares y un anillo de graduación que su madre le regala, supuestamente un Norte Americanos que vino a Venezuela para trabajar en la empresa petrolera se lo había regalado a ella, con estas pocas cosas emprende Gilberto viaje para Caracas. Llega al antiguo terminar de l Nuevo Circo, como no sabe donde vive el paisano que anda buscando comienza a preguntar si alguien lo conoce, se imaginan? En una ciudad tan grande. Unos zagaletones que están escuchando le indican que si conocen a la persona que él esta buscando y hacen que los sigan y le dicen que ese Señor vive muy cerca, en realidad se trata de un engaño para robarlo, y llegan a un sitio muy solo y lo golpean y le roban todas sus pertenencias, excepto el anillo. De esta manera queda Gilberto sólo y sin dinero en una ciudad enorme y deshumanizada. Se pone a lamentarse en una plaza pública y como siempre “dios aprieta pero no ahoga” y un par de muchachos que venden café en la calle lo invitan a pasar la noche en la pensión donde ellos se quedan y a la mañana siguiente la dueña de la pensión le da también un par de termos de café y lo manda para la calle para que venda café y se gane su sustento y pague por quedarse allí.




Tito Aponte y Orlando
Nuevamente el infortunio le llega cuando sin saber se pone a venderle un café en la calle a un traficante de drogas y en ese momento la policía lo detiene y también se llevan a Gilberto para averiguaciones. En la comisaria, mientras Gilberto espera a que lo interroguen, conoce a un delincuente de poca monta de nombre Freddy (Tito Aponte) y conversan sobre cosas intrascendentes y el delincuente se da cuenta que se trata de un muchacho sano y sin vicios.




Lourdes Leon y Orlando
Ambos los sueltan al mismo tiempo y Freddy le da pena la situación que pasa Gilberto, que no tiene donde ir y se lo lleva a un viejo taller mecánico donde vive para que se quede allí mientras consigue algo mejor. Freddy comienza a enseñar a Gilberto que lo importante en la vida es el dinero y nada más. Lo lleva a una fuente de soda para desayunar y luego de comer se van sin pagar la cuenta, entran a una librería y Freddy le enseña como robar unos libros. En un centro comercial de lujo Freddy le explica a Gilberto que tiene un plan para robar a un joyero que todos los días cierra a la misma hora y va solo al estacionamiento con un maletín lleno de dinero y joyas. Mientras Freddy le explica a Gilberto su plan se ven las imágenes del joyero, y ellos dos siguiéndolo hasta el estacionamiento, dándoles unas puñaladas y cuando ellos van huyendo con el maletín. Sin embargo Gilberto se niega y dice que prefiere conseguir trabajo decente. Luego Freddy lo lleva a un Bar y le presente a Yolanda (Lourdes León).
Orlando, Lourdes y Tito en la playa

Gilberto en su afán de conseguir trabajo acepta entrar en una fábrica, pero no se da cuenta que lo contrataron como esquirol para romper una huelga y a la salida los manifestante lo tratan de agredir así que no regresa a trabajar mas allí. Salvado por uno de los líderes de la huelga, este le consigue trabajo en una funeraria


Un día Freddy roba un carro y va a buscar a Gilberto y a Yolanda y se van para la playa en el litoral central. Los tres, se ponen a tomar licor y llegan a una playa solitaria y se embriagan y se bañan desnudos y al final hacen el amor los tres. De regreso se detienen a comprar mas licor en un bar donde esta un hombre que le dicen Chicharrón y que sale con Yolanda por dinero; así que Yolanda se queda con Chicharrón y los dos hombres se van solos para Caracas, ya en Caracas y con la embriagues chocan el carro contra un árbol, huyen del lugar dejando allí el carro abandonado.


Al día siguiente se enteran por la prensa que Yolanda había sido asesinada y detienen a Gilberto en la funeraria por lo que pierde el trabajo, y en la comisaria se encuentra que Freddy también lo detuvieron; pero al final la policía descubre al verdadero asesino, Gilberto lo sueltan, pero a Freddy lo dejan detenido por robar el carro. Nuevamente Gilberto esta solo y sin trabajo ni dinero ni amigos, así que decide ir al centro comercial donde Freddy le explico el plan para robar al joyero, mientras Gilberto sigue al joyero por las escaleras mecanicas… termina la película y se escucha la famosa canción de Ali Primera, homónima del nombre de la película, y al final solo se ve el anillo de Gilberto al final de la escalera mecánica dando topes con cada peldaño que lo golpea. Es por eso que se dice que  Los delincuentes no nacen, se hacen”.

7 comentarios:

  1. Buen dia, muchas gracias sr. Antolin.-

    ResponderEliminar
  2. Yo también soy de Cagua, aunque ahora vivo en La Palma, Islas Canarias, España... Y me acuerdo del "Cine Centro" del Sr. Bernal... Grandes recuerdos! Aunque esta película (por mi corta edad para entonces) no la vi ahí, la vi en un autocine de la playa "Quizandal" en Puerto Cabello, puesto que íbamos a la playa los fines de semana y hacíamos noche en ella...
    Bella época!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Amigo, hay algun sitio donde pueda descargar esta película??? Usted posee una copia?

    ResponderEliminar
  4. Trate de verla en el cine San felipe del centro comercial del mismo nonbre en Maracaibo pero era menor de edad no pude verla la vi 2 años despues creo que es una de las peliculas iconos del cine venezolano

    ResponderEliminar
  5. He visto esta gema del cince Venezolano varias veces y es como verla por primera vez. La ultima vez, fui afortunado de conseguirla en You Tube, pero lamentablemente, ya no esta disponible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. donde puedo conseguir esta peeli la eh buscado por todas partes y nada

      Eliminar